.

Cuerpo y Copa del Nuevo Pacto en su Sangre

            Cuerpo y Copa del Nuevo Pacto en su Sangre

“23 Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan;24 y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí. 25 Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí. 26 Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.” 1Corintios 11:23-32

      Sabiendo ya el significado de tomar indignamente sin discernir la Cena del Señor, entremos ahora a profundizar la sabiduría de Dios , en lo referente al pan (cuerpo y carne del Señor) y al vino (sangre y vida de Jesús). Para lo cual, es necesario que hablemos de La Pascua de Jehová (Cena Pascual).
     Pascua significa perdón, pasar por encima o pasar de largo. Entendemos entonces que los primogénitos de Israel y las familias fueron salvadas de la muerte cuando sacrificaron el cordero, comieron sus carnes y colocaron la sangre de este sobre los dinteles y postes de las puertas de sus casas. Éxodo 12.

PASCUA DE JEHOVA (Cena Pascual)

      El pueblo de Jehová estando en Egipto, salvaron sus vidas al tomar la Pascua de Jehová. La noche antes de salir de Egipto hacia el desierto, sacrificaron por familias un cordero macho de un año sin defecto, sin quebrarle sus huesos. Aplicaron la sangre de este sobre los dinteles y postes de las puertas de las casas. Para cuando pasase el Destruidor no matase a los primogénitos de sus familias. Debían comer el cordero asado con panes sin levadura y hierbas amargas, y si algo sobraba debía quemarse al fuego.     
     Debían ceñir sus lomos, tener el calzado en sus pies, el bordón(vara) en sus manos y comer el cordero apresuradamente, porque Pascua (salvación) es de Jehová. Morirían esa noche todo primogenitito de hombre y bestia, y habría juicio en todos los dioses de Egipto.
    La sangre era por señal para que no hubiera plaga de mortandad y los corderos sacrificados eran en sustitución de sus primogénitos. Este seria un DIA en Memoria, una fiesta solemne para Jehová por estatuto perpetuo (del día 14 al 21 del primer mes del año, mes de Abib). Cualquiera que comiere leudado era cortado del pueblo, es decir moría, debían sacar la levadura de sus casas. Éxodo 12:20-28

    Luego anualmente debía hacerse un recordatorio contando a sus hijos de que se trataba este acto de salvación, para que estuviesen conscientes y comprendieran que fue Dios quien salvo sus vidas de la muerte.



“26Y cuando os dijeren vuestros hijos: ¿Qué es este rito vuestro?, 27vosotros responderéis: Es la víctima de la pascua de Jehová, el cual pasó por encima de las casas de los hijos de Israel en Egipto, cuando hirió a los egipcios, y libró nuestras casas. Entonces el pueblo se inclinó y adoró” . Éxodo 12:26-27.

    Además había ordenanzas de La Pascua de Jehová, porque era un acto solemne, en honra a Jehová por estatuto perpetuo, en memoria de cuando el los libero de la esclavitud de Egipto, llevándolos camino del desierto hacia la tierra prometida:

“43Y Jehová dijo a Moisés y a Aarón: Esta es la ordenanza de la pascua; ningún extraño comerá de ella. 44Mas todo siervo humano comprado por dinero comerá de ella, después que lo hubieres circuncidado. 45El extranjero y el jornalero no comerán de ella. 46Se comerá en una casa, y no llevarás de aquella carne fuera de ella, ni quebraréis hueso suyo. 47Toda la congregación de Israel lo hará. 48Mas si algún extranjero morare contigo, y quisiere celebrar la pascua para Jehová, séale circuncidado todo varón, y entonces la celebrará, y será como uno de vuestra nación; pero ningún incircunciso comerá de ella. 49La misma ley será para el natural, y para el extranjero que habitare entre vosotros.” Éxodo 12:43-49.

    Era obligatorio cada Pascua contar a los hijos y explicar como y porque Jehová saco a su pueblo Israel de Egipto, era una ley perpetua.

    Ese mismo día que celebraron la pascua Dios los saco de la esclavitud en Egipto hacia la Tierra Prometida, pero primero debían pasar por el desierto, lo cual, les tomo 40 años. Debido a la incredulidad y desobediencia a Dios dicha generación cayeron muertos en el desierto antes de llegar a Canaan, ya que, tentaron a Jehová. Solo dos personas que salieron de Egipto entraron en la Tierra Prometida.     El dic hebreo comienza al ocultarse el sol hasta el día siguiente cuando amanece y luego vuelve a ocultarse (tarde a tarde). Por eso dice la Palabra que ese mismo día los saco de Egipto, la Pascua de Jehová en la noche (entre las dos tardes) y la salida de Egipto en la mañana.
    
      La Pascua de Jehová es sombra de lo que es hoy La Cena Del Señor. Es decir, el acto solemne y poderoso espiritualmente hablando que nos recuerda el sacrificio del Cordero de Dios que Quita El Pecado Del Mundo. Solo mediante el sacrifico del cuerpo de Jesús y el derramamiento de su sangre, es que nuestros pecados son perdonados y somos librados de la muerte espiritual (muerte segunda).
Para poder ver la semejanza del sacrificio del Cordero de Dios, antes y ahora, observemos el cuadro comparativo siguiente:

Pascua de Jehová

Cena del Señor

Gracia salvadora de Jehová

Gracia salvadora de Dios

Sangre en las puertas en obediencia

Sangre en los creyentes por fidelidad

Si no aplicaban sangre había muerte

Si no aplican sangre habrá muerte espiritual

Cordero en sustitución de los primogénitos

Cordero en sustitución por la humanidad

Los primogenitos salvados eran de Jehová

Los salvados por la Sangre de Jesús son los Hijos de Dios

Cordero macho sin defecto

Jesús hombre sin defectos

No quebrar los huesos del cordero

No se le partieron las piernas a Jesús

Comer carne de cordero

Comer carne de Jesús

Salvación por la sangre del cordero

Salvación por la fe en la sangre de Jesús

Comer carne mas pan sin levadura mas hierbas amargas

Comer carne de Jesús mas una vida sin pecado mas las aflicciones de la fe

Salir de Egipto

Salir del mundo

Despojaron a los egipcios y fue notoria a las naciones, la salida de Egipto por la mano de Jehová

“15y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.” Col 2:15

Consagrar todo primogénito

Consagrarse todo creyente a el

Celebrarla cada año

Celebrarla cada vez que nos congreguemos en su nombre, hasta que el venga

Se celebraba desde el día 14 del primer mes del año llamado Abib, el cordero debía morir entre las dos tardes del día 14 y día 15

Jesús celebro la Cena del Señor el día de la Pascua Judía, y murió entre las dos tardes

El que estuviere inmundo debía santificarse para tomar la Pascua al mes siguiente

El que esta contaminado con el pecado debe arrepentirse, pedir perdón a Dios, para tomar la Cena del Señor

El que estuviere limpio y no tomare la Pascua era cortado del pueblo(muerto), por no entregar la ofrenda a tiempo (celebrar la Pascua era una ofrenda A Jehová)

El que esta “libre de pecados” y no toma la Cena del Señor, esta despreciando la mesa que ofrece Dios (esta despreciando el sacrificio de Nuestro Señor Jesucristo).

No esta discerniendo este mandamiento.

Era una obligación perpetua y de vida o muerte para ellos, ya que sus estatutos y ordenanzas eran precisos y no podían ser violados, ya que acarreaban castigo.

El tomar la cena del Señor sin discernir la carne  y la sangre, el cuerpo de Jesús acarrea juicio (debilidad, enfermedad y muerte)

Exo 12 y 13, lev 23:1-8, Num 9:1-14, Deu 16:1-12, Mat 22:17-29, Mar 14:25, Luc 22:1-23, Jua 13:1-31



    Si continuáramos comparando la Pascua con la Cena del Señor, estoy seguro de que habría muchísimas mas semejanzas y confirmaciones de lo que Dios quiso enseñar a Israel en su tiempo: Fueron salvados en Egipto por la sangre del cordero, liberados de la esclavitud de los egipcio, llevados al desierto donde murieron y no alcanzaron la Tierra Prometida.
      Ahora a la Israel espiritual en estos tiempos presentes se les enseña que: son salvados por la Sangre de Jesucristo, liberados de la esclavitud del mundo y del pecado, llevados a vivir una vida piadosa que conlleva aflicciones (desierto) para poder alcanzar la promesa de los cielos, la Nueva Jerusalén, los cielos nuevos y tierra nueva.  (Efesios 2:11-19)
      No se trata de que halle muchas semejanzas sino que simplemente se trata de una Verdad Espiritual irrefutable.

ORDENANZAS PARA TOMAR LA CENA DEL SEÑOR.

    Estarás de acuerdo conmigo de que si hubo ordenanzas para celebrar La Pascua de Jehová en la antigüedad, cuanto mas hoy para participar de La Cena del Señor. No solo son necesarias e importantes, sino que son vitales para nuestra vida cristiana según el Propósito de la Voluntad de Dios, yo someto a Tu consideración las siguientes ordenanzas para ser revisadas a la luz de la Palabra y el Discernimiento que nos da el Espíritu Santo de Dios:

•    Ningún extraño ajeno al Pacto de la Sangre de Jesús debe tomarla
•    Todo ser humano comprado con la sangre de Jesús después de ser circuncidado de corazón, si comerá de ella
•    Se comerá donde se congregue la familia de los Hijos de Dios (cualquier lugar, cuando nos reunamos en su nombre,)
•    Debemos comer la carne y beber la sangre de Jesús mientras estemos en este tabernáculo humano, hasta el momento de su venida
•    Este un acto en memoria de el; el cual es inquebrantable, de lo contrario traerá juicio
•    Todo el pueblo de Dios (creyentes del Pacto) debe celebrarlo y además hacerlo dignamente. De lo contrario puede el creyente debilitarse, enfermarse y hasta morir.
•    Cualquier persona ajena al pueblo de Dios que quisiera tomarla, debe ser circuncidado de corazón. Permitiendo así que el y su casa tengan parte en la promesa de salvación de Dios.
•    Esta persona será como una de la Nación del Israel Espiritual que Dios esta conformando
•    Ningún incircunciso de corazón, comerá de la Cena del Señor.
•    Estas son ordenanzas para el pueblo de Dios y cualquiera que quisiera ser parte de el.
•    Cada vez que se realice el acto de la Cena del Señor debe enseñarse como y porque nos saco del mundo,
•    Debe realizarse siempre, hasta la venida de nuestro Señor Jesucristo
     Si hubiese una duda con respecto a lo que se llama Circuncisión de Corazón o mejor aun La Circuncisión de Cristo. El pasaje siguiente lo explica , creo yo  contundentemente:

“9Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, 10y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad. 11En él también fuisteis circuncidados con circuncisión no hecha a mano, al echar de vosotros el cuerpo pecaminoso carnal, en la circuncisión de Cristo; 12sepultados con él en el bautismo, en el cual fuisteis también resucitados con él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos. 13Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados, 14anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, 15y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.” Col 2:915

    Tenemos que considerar algo que sucede entre la liberación y salida del mundo (Egipto) y la entrada a los Cielos (tierra prometida); es decir que cosa pasa en el desierto que puede ser capaz de hacer caer muertos al pueblo de Dios.

¿ Porque muere la gente en el desierto, entre la salida del mundo y la entrada a los cielos?. Veamos que dice la Palabra al respecto:

“16¿Quiénes fueron los que, habiendo oído, le provocaron? ¿No fueron todos los que salieron de Egipto por mano de Moisés? 17¿Y con quiénes estuvo él disgustado cuarenta años? ¿No fue con los que pecaron, cuyos cuerpos cayeron en el desierto? 18¿Y a quiénes juró que no entrarían en su reposo, sino a aquellos que desobedecieron? 19Y vemos que no pudieron entrar a causa de incredulidad.” Hebreos 3:16-19

    Murieron en el desierto simplemente porque no obedecieron los mandamientos de Jehová, aunque vieron milagros y el poder de Dios visiblemente una y otra vez, no tuvieron fe en la palabra que se les dio, por tanto no creyeron, desobedecieron e inevitablemente fueron castigados. No disfrutando así de la bendita promesa de entrar a la Tierra Prometida.
Ahora también a nosotros se nos hace la misma promesa pero también se nos advierte:

“1Temamos, pues, no sea que permaneciendo aún la promesa de entrar en su reposo, alguno de vosotros parezca no haberlo alcanzado. 2Porque también a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva como a ellos; pero no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de fe en los que la oyeron”.     Hebreos 4:1-2

De nuevo hoy se hace la promesa de entrar en el reposo de Dios, dándonos también la Fe que viene de lo alto, para que la Palabra nos sea de provecho. Pero al igual que aquellos si no nos mantenemos en obediencia y fidelidad tampoco disfrutaremos de la Tierra prometida.
Es una Verdad Espitual por lo tanto sabemos que toda desobediencia será castigada inevitablemente por Dios. Pero toda obediencia será premiada con la bendición de estar en los cielos en la presencia misma de nuestro Dios y Salvador por la eternidad.

                                                                                Amen.


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=