.

Discerniendo el Cuerpo del Señor. según: 1 Corintios 12:12-31

 DISCERNIENDO EL CUERPO DEL SEÑOR.     

Según:    1 Corintios 12:12-31 / Efesios 4:12-16 / Romanos 12:4-6

  • Somos Miembros Del Cuerpo De Cristo

  • Somos Miembros Los Unos De Los Otros

 
    Discernir el Cuerpo de Nuestro Señor implica un estudio extremadamente largo y profundo, para lo cual debemos tener constancia y mucha paciencia; porque las Verdades Espirituales son tan Profundas y abundantes como los es el océano. Solo queda de nuestra parte ir lo mas profundo que queramos; estas aguas pueden llegarnos a los tobillos, otros hasta la cintura, y los valientes y arriesgados se sumergen en estas aguas vivas que crearon todo lo que vemos y también lo que para nosotros es invisible. Más aun estas mismas aguas sustentan toda la creación.

5 Estos ignoran voluntariamente, que en el tiempo antiguo fueron hechos por la palabra de Dios los cielos, y también la tierra, que proviene del agua y por el agua subsiste.  (2 Pedro.3:5-8)                                                                        

     Hasta ahora hemos estudiado brevemente el Discernir el Cuerpo de Cristo según algunos pasajes que le ha placido al Espíritu Santo revelarnos. Yo se que algunas verdades eran ya conocidas, otras son nuevas, otras chocan con el conocimiento ya recibido en nuestras vidas. Solo les pido que reciban estas palabras en la Paz de Dios, porque es la única manera en que estas enseñanzas pueden edificar nuestras vidas, y solamente mediante la intervención del Espíritu de Dios serán poderosas en nosotros.

    Mucho se a hablado sobre el Cuerpo de Cristo y sus dones, de que somos todos miembros de este cuerpo y que El es la cabeza. Esto es de esta manera porque sino el hombre inevitablemente destruirá el Propósito que Dios ha establecido para su iglesia.

    Tenemos al Espíritu Santo que implica en si mismo Poder, Amor y Dominio Propio, por esto sabemos que tenemos el Amor de Dios en nosotros; pero la única manera en que podamos manejar su Poder, es mediante el Dominio Propio. Y nuestro Padre celestial ha determinado que para todas estas cosas nuestras cabezas y mentes humanas no sirven, por eso es que la cabeza de este cuerpo, que es la iglesia es Cristo y la mente que gobierna cada miembro de este organismo vivo y nuevo es la Mente de Cristo. Aun mas el espíritu que da vida a todos y cada uno de los miembros es el Espíritu Santo.

     Ahora bien el Cuerpo es el de Cristo, la mente es la de Cristo, y el espíritu de este ser vivo y nuevo es el Espíritu de Cristo.

       ¿Donde Estamos Nosotros Entonces?

 12 Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo. 13 Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu. 14 Además, el cuerpo no es un solo miembro, sino muchos. 20 Pero ahora son muchos los miembros, pero el cuerpo es uno solo

26 De manera que si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él, y si un miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan. 27 Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular.   1 Corintios 12:12-31

    Somos muchos miembros que pertenecemos a un mismo Cuerpo, fuimos bautizados por un mismo Espíritu en este Cuerpo, todo bebimos del mismo Espíritu. Pero hay una Verdad Espiritual básica la cual es que: Somos Miembros Los Unos De Los Otros. Es decir hay uniones físicas, del alma y espirituales que nos vinculan, por lo cual, si algún miembro sufre los otros también sufren con el. Y si algún miembro recibe honra, los demás también reciban honra con el. Gloria a Dios que estos Principios Según el Designio de su Voluntad se cumple en nuestra congregación. Pero la inquietud es que sucede con esta verdad cuando hablamos entre una congregación y otra.

15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, 16 de quien todo el cuerpo, bien concertado (coordinado) y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor. (Efesios 4:12-16)

     Debemos seguir la verdad de Dios en el amor que el mismo nos suministra por su Espíritu, para que podamos crecer como miembros y como Cuerpo según la voluntad de aquel que es nuestra cabeza y nuestra mente. Solamente mediante Jesús estamos bien coordinados y unidos mediante LAS COYUNTURAS (unen y nutren) que nos ayudan a movernos y a trabajar juntos; cuando cada miembro realiza la actividad especifica para la cual fue creado.

     Fíjense bien somos miembros los unos de los otros siempre y nos mantenemos unidos por las Coyunturas, sino fuese asi los miembros quedarían separados y difícilmente podrían cumplir su función especifica.

     Por ejemplo el brazo y el antebrazo están unidos,  funcionan y viven porque la coyuntura llamada por nosotros “codo” los mantienen firmemente unidos y a través de ellos funcionan también músculos, nervios, venas, arterias, la misma piel y otros. De no ser así se volverían órganos del cuerpo lisiados, imposibilitados para cumplir su función especifica.

    ¿Somos miembros del Cuerpo de Cristo?, la respuesta es Si, ¿Somos miembros los unos de los otros y nos mantenemos unidos en cuerpo, alma y espíritu?, la respuesta debe ser muy bien meditada para que no seamos engañados por nosotros mismos.

    Todos y cada uno de nosotros los creyentes en Cristo Jesús fuimos Llamados en una misma Esperanza de nuestra Vocación, en la cual debemos Mantenernos ineludiblemente y además caminar en ella con cierta Dignidad, la cual es especificada por la Palabra de Dios.  Ver  (Efesios 4.1-6; 1Cor 1.26-31; 2 Pedro 1:1-11)

 ¿Que es el llamado de nuestra Vocación?    

 Vocación: Llamado o invitación que Dios extiende a todas las personas a ser hijos suyos a través de la obra de Cristo. Esta vocación o llamado no llega a las personas porque lo merezcan, sino que es estrictamente un resultado de la  Gracia de Dios (2 Ti 1.9) “9quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos”. Es cuestión del individuo el aceptar o rechazar ese llamado. ( Llamamiento).

Nelson, Wilton M., Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, (Nashville, TN: Editorial Caribe) 2000, c1998.

La Vocación también significa:

    * Disposición "natural" al realizar ciertas actividades
    * Es el deseo de emprender algo
    * Es ese llamado o impulso interno que nos empuja a hacer determinada acción o cosa
    * Es la especial inclinación por dedicarse a algo en su vida:
    * Inspiración, actitud, disposición con que Dios llama;

    El Llamado de nuestra Vocación es para todo creyente en Cristo Jesús, el cual intrínsicamente  exige dos  mandamientos muy conocidos por nosotros:

·         Amar a Dios con corazón, alma y mente

·         Amar a tu prójimo como a ti  mismo

36Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley? 37Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38Este es el primero y grande mandamiento.  39Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 40De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.  Mateo.22:36-40
 
    Entonces hay un Llamado profético Divino, el cual en si mismo incluye una Vocación , la cual tiene una misma Esperanza y además  una forma Digna en la que debemos andar para cumplir cabalmente la Función especifica que como Miembros Del Cuerpo De Cristo, ha sido establecida.

Tenemos la misma Esperanza, seguro que si:

 4 ……Como fuisteis también Llamados en una misma Esperanza de vuestra Vocación: 5 un Señor, una fe, un bautismo, 6 un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos.  Efesios 4:4-6

     ¿Caminamos dignamente como Dios demanda?, Debemos examinarnos nosotros mismos para no ser juzgados, porque siendo juzgados por Dios, somos castigados para no ser condenados con este mundo (1 Corintios 11:31-32)

1Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es Digno de la Vocación con que fuisteis Llamados, 2con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, 3solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz; 4un cuerpo, y un Espíritu,   Efesios 4:1-3

    * Andamos con humildad y mansedumbre entre nosotros
    * Nos soportamos con paciencia los unos a los otros
    * Nos amamos los unos a los otros
    * Estamos dispuestos a guardar la Unidad del Espíritu en el vinculo de la Paz
    * Somos un solo Cuerpo y un solo Espíritu

     Las COYUNTURAS son representadas espiritualmente por la Esperanza del llamado de nuestra vocación y debemos andar como es Digno de este mismo llamado. Ahora el Llamado de nuestra vocación es primero que amemos a Dios y segundo que amemos a nuestro prójimo y que también amemos a nuestros hermanos, que también son miembros del Cuerpo. Es decir que cumplir debidamente la funciones propias según la actividad especifica establecida por Dios, implica necesariamente que Nos Ayudemos Mutuamente. Un miembro debe ayudar a los demás miembros y así recíprocamente para que todo el Cuerpo del Señor reciba Crecimiento para ir edificándose en Amor.

     Esto es parte del Propósito Según La Voluntad De Dios para cada creyente en Cristo Jesús Señor Nuestro.

 Colosenses 2:19 nos enseña claramente acerca de las Coyunturas y advierte sobre aquellos que no toman a Cristo como la Cabeza del hombre y del Cuerpo que es su Iglesia. Es decir, si la cabeza, la mente que dirige las vidas y las congregaciones es la del hombre entonces pimero no habrá unión firme entre ellos y segundo no tendrán crecimiento según Dios, el cual debe ser en Amor.

19 y no asiéndose de la Cabeza, en virtud de quien todo el cuerpo, nutriéndose y uniéndose por las coyunturas y ligamentos, crece con el crecimiento que da Dios.  Colosenses 2:19
        
    La Palabra revela en este pasaje una vez más, que Jesucristo da el crecimiento dispuesto por nuestro Padre Celestial a través de las COYUNTURAS. Ellas unen y nutren a los miembros de todos el Cuerpo.

    Si ustedes han estudiado lo que hemos hablado con respecto a la Restauración del Propósito Según la Voluntad de Dios, se darán cuenta que las características que debe tener un Restaurador corresponden con las características que debe tener todo Miembro que forme parte del Cuerpo de Cristo y además este cumpliendo las funciones asignadas por el Espíritu Santo a su vida.

    El Llamado De La Vocación Nuestra Como Miembros Del Cuerpo De Cristo Implica Obligatoriamente Restauración Del Propósito De Su Divina Voluntad.
    
29 Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia,30 porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos   Efesios 5:29-30

    Esa misma Esperanza de nuestra vocación y esa forma de andar Dignamente como lo demanda el llamado de nuestra Vocación son las COYUNTURAS que nos deben mantener unidos para poder caminar como cuerpo. Fíjense que el pasaje de Efesios 4:1-3  termina hablando de un cuerpo y un espíritu, a lo cual se le agrega una mente (alma) que por supuesto debe ser
la Mente de Cristo.

    Ahora el mayor estorbo entre los Miembros de alguna iglesia es que dicen tener la mente de Cristo, pero en realidad muchas veces están Sirviendo pero con la mente humana, o la de un pequeño grupo. Por lo que los proyectos y planes específicos de una congregación son obstaculizados y muchas veces saboteados por razonamientos humanos. En lo cual pudieran estar incurriendo algunos creyentes sin darse cuenta aun, de que están siendo tropiezo para otros hermanos  y peor aun para el Propósito de Dios en ellos o para una Congregación en especial. Porque si es afectado un miembro en particular los demás también y por ende el cuerpo completo inevitablemente.

     Nuevamente hay una clave o formula celestial para unir a los miembros y hacer que se ayuden mutuamente según su función particular:

olosenses 3:15
Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos.   (RV1960)

Permitan que la paz de Cristo controle siempre su manera de pensar pues Cristo los ha llamado a formar un solo cuerpo para que haya paz; y den gracias a Dios siempre. (BHS)
                                                                                               Amen, así sea


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=