.

Sujecion a La Autoridad

SUJECION A LA AUTORIDAD (DANIEL 6.)
Hno. William A. Bermúdez  SEP.2014
 
En tiempos del Rey de Persia llamado Darío (522-486 ac aprox.); este mismo constituyo sobre todo su reino a 120 gobernadores, y sobre estos a tres gobernadores principales; de los cuales, Daniel era uno, dice la Palabra que era de un espíritu superior. Y este espíritu superior era y es el mismo Espíritu Santo de Jehová que estaba sobre la vida y las acciones del profeta Daniel, hijo de Dios. Y por esto el mismísimo Rey pensaba en ponerlo sobre todo su reino.
También leemos que este grupo de gobernadores; eran enemigos de Daniel y buscaban ocasión para matarle. No hallando debilidades en sus funciones como funcionario del reino de Darío, pretendieron buscarlas en la ley del Dios que el obedecía
           
Dn 6:4-5  4 Entonces los gobernadores y sátrapas buscaban ocasión para acusar a Daniel en lo relacionado al reino; mas no podían hallar ocasión alguna o falta, porque él era fiel, y ningún vicio ni falta fue hallado en él. 5 Entonces dijeron aquellos hombres: No hallaremos contra este Daniel ocasión alguna para acusarle, si no la hallamos contra él en relación con la ley de su Dios. RV1960
 
Daniel fungía como Rey y Sacerdote del Dios Altísimo y además era un alto funcionario del Reino de Persia.
 
            Se sujetaba a Darío, pero más se sujetaba a Jehová; obedecía al Rey; pero más obedecía a Dios; era fiel a la Ley del Rey; pero más fiel era a la Ley de Jehová.
 
Dios nos mandó a someternos a las autoridades superiores; ya que todas las autoridades por El son establecidas. Ahora bien, los ángeles son superiores a los hombres en fuerza y potencia; y aun así, ellos nos ministran, nos sirven. No como sirvientes; sino más bien, como Siervos de Dios. Como consiervos nuestros.
Aun Jesús mismo vino como servidor nuestro:
 
Mt 20:25-28  25 Pero Jesús los llamó y les dijo: –Sabéis que, entre los paganos, los jefes gobiernan con tiranía a sus súbditos y los grandes descargan sobre ellos el peso de su autoridad. 26 Pero entre vosotros no debe ser así. Al contrario, el que entre vosotros quiera ser grande, que sirva a los demás; 27 y el que entre vosotros quiera ser el primero, que sea vuestro esclavo. 28 Porque, del mismo modo, el Hijo del hombre no ha venido para ser servido, sino para servir y dar su vida en pago de la libertad de todos.DHHeA
 
¡La sujeción no implica servidumbre!
 
            La sujeción predicada por el hombre y por las leyes de los hombres, implican servidumbre humana, al punto de llegar a la esclavitud. Es usada por los hombres y sus leyes para esclavizar a los seres humanos; sean incrédulos o sean creyentes en la Fe de Jesucristo.
 
 
Mr 7:6-8  6 Respondiendo él, les dijo: Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, como está escrito: Este pueblo de labios me honra, Mas su corazón está lejos de mí. 7 Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas mandamientos de hombres. 8 Porque dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres: los lavamientos de los jarros y de los vasos de beber; y hacéis otras muchas cosas semejantes. RV1960
 
¡La obediencia ciega al hombre y no a Dios implica esclavitud!
 
Y si hemos de ser esclavos, debe ser de Cristo. Y no debemos hacernos esclavos de los hombres porque fuimos comprados con el precio de su vida derramada en la cruz.
 
1Co 7:22-23  22 Porque el que en el Señor fue llamado siendo esclavo, liberto es del Señor; asimismo el que fue llamado siendo libre, esclavo es de Cristo. 23 Por precio fuisteis comprados; no os hagáis esclavos de los hombres. RV1960
 
 
 El grupo de gobernantes conspiradores presionaron a Darío a promulgar un Primer Edicto; en el cual, todo persona que en el plazo de treinta días demandare petición de otro Dios u hombre fuera del Rey Darío fuera muerto. Fíjense bien estos malos hombres no pudieron conseguir fallas en Daniel como funcionario del reino, pero pretendieron buscar fallas de El según la Ley de Dios; con el fin de provocar una falta. mediante la cual pudieran acusarle y llevarle a la muerte.
 
Normalmente en nuestra vida cristiana la gente siempre estará pendiente de nuestra conducta como hijos de Dios; y al observar una falla según la Ley de Jehová, buscaran usarla contra nosotros y acusarnos de pecadores. Y si les fuere posible trataran de que las leyes de hombre nos castiguen.
 
 
Veamos ahora la conducta de Daniel al ser aprobado este Primer Edicto:
 
Dn 6:10 Cuando Daniel supo que el edicto había sido firmado, entró en su casa, y abiertas las ventanas de su cámara que daban hacia Jerusalén, se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios, como lo solía hacer antes. RV1960
 
La vida devocional de nuestro hermano no cambio para nada; el siguió haciendo lo que normalmente hacia; y no solo esto, sino que además lo seguía haciendo de manera pública y notoria como testimonio de verdadera Fe cristiana.
 
El primer edicto de Darío permitió adorar al mismo Rey únicamente, es decir, se estableció un orden religioso monoteísta (un solo dios); pero a un hombre en realidad. Debía adorarse solamente al Rey.
 
¡Daniel desobedeció al rey y a sus leyes!         ¡No se Sujetó!
 
Por esto fue lanzado al pozo de los leones; es decir, a la muerte misma. Llego a un punto en su vida cristiana en el cual se sujetaba al Rey o a Jehová.
 
¡El murió según la Ley De Hombre! ¡Pero vivió según la Ley De Jehová!

·         Daniel dejo de sujetarse a las autoridades superiores establecidas por Dios
·         Pero no dejo de sujetarse a la autoridad superior del Altísimo.
 
Implica esto que podríamos llegar a la etapa de nuestras vidas, de no sujetarnos a las autoridades establecidas; pero recibiendo el Castigo de Ellas. En este mismísimo momento quedamos libres de la Ley de Hombres, porque recibimos y sufrimos la sentencia de ella; pero milagrosamente Jehová Dios interviene y mete su mano poderosa, y nos Salva

Rm 13:1-5  1 Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. 2 De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos. 3 Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella; 4 porque es servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no en vano lleva la espada, pues es servidor de Dios, vengador para castigar al que hace lo malo. 5 Por lo cual es necesario estarle sujetos, no solamente por razón del castigo, sino también por causa de la conciencia. RV1960
 
Todo esto pareciera contradictorio si lo pretendemos entender desde una óptica humana; pero si sabemos que es una Verdad Espiritual establecida por Dios para que tenga cumplimiento; sin importar quién sea el transgresor. Sera revelada a nosotros por su Espíritu Santo.
 
¿Daniel violo el edicto del rey y era culpable?.     Sí.
¿Daniel no violo la ley de Dios y era inocente?.     También la respuesta es Sí.
 
Debemos obedecer a las autoridades y sus leyes, hasta el momento justo que, estas mismas incitan a rebelión contra Dios y su Palabra. Estas están establecidas para infundir temor al malo no al bueno, y en el momento mismo que se entenebrecen y van sobre el hombre bueno, ellas mismas se hacen violadoras de la Ley de Dios, recibiendo irremediablemente el castigo de lo alto debido a su extravió.
 
En este momento el hombre de Dios es culpable según la ley de hombre pero inocente según la ley de Dios; la cual,  es superior a todas las otras. Daniel resulto ser culpable por la ley de hombre y por esto fue lanzado a la muerte. Dios en su sobreabundante sabiduría y conocimiento así lo permitió. ¡Daniel murió!. Increíblemente el mismo rey lucho por salvar a Daniel; pero su propia ley no se lo permitía. Aun sabiendo que no había justicia del Altísimo en este asunto.

¡Los hombres quedan atrapados en sus propias leyes; al punto de no querer retractarse en sus malas decisiones, para no perder credibilidad y autoridad sobre sus seguidores. ¡Pero delante de Jehová están caídos!

Pero este rey hizo algo increíble, El profetizo:
 
Dn 6:16 Entonces el rey mandó, y trajeron a Daniel, y le echaron en el foso de los leones. Y el rey dijo a Daniel: El Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, él te libre. RV1960
 
Más aun; el mismo rey ayuno e hizo vigilia por Daniel. Un incrédulo profetizo, ayuno y vigilo para que el Dios de Daniel lo librase de la muerte.
 
Dn 6:18 Luego el rey se fue a su palacio, y se acostó ayuno; ni instrumentos de música fueron traídos delante de él, y se le fue el sueño. RV1960
 
 
            Como es posible que una autoridad no creyente amara a Daniel, profetizara sobre su vida, ayunara y vigilara esperando que Jehová lo librara de la muerte, cuando hoy en día algunas autoridades del cuerpo de Cristo se hacen así mismas ciegas, implacables, haciendo acepción de personas, no reconocedoras de sus faltas y desaciertos; y peor aún también arrojando creyentes al pozo de los leones.
 
 
Prosigue el rey Darío por amor a Daniel, y corre muy de mañana al foso de los leones y habla con uno que estaba muerto:
 
Dn 6:20 Y acercándose al foso llamó a voces a Daniel con voz triste, y le dijo: Daniel, siervo del Dios viviente, el Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, ¿te ha podido librar de los leones? RV1960
 
¿Que Fe es esta que tenía el Rey Darío sobre el Dios de Daniel?
 
            El difunto profeta Daniel responde al rey desde la muerte misma. El mismo Jonás también oro desde la muerte misma o más exactamente desde las puertas de la muerte, ya que, no habían pasado al otro lado.
 
Jon 2:6-7  6 Descendí a los cimientos de los montes; La tierra echó sus cerrojos sobre mí para siempre; Mas tú sacaste mi vida de la sepultura, oh Jehová Dios mío. 7 Cuando mi alma desfallecía en mí, me acordé de Jehová, Y mi oración llegó hasta ti en tu santo templo. RV1960
 
La sentencia del delito de Daniel era ser arrojado al pozo de los leones, el pozo era el castigo por la desobediencia al Rey y a su edicto.
 
Dn 6:21-22  21 Entonces Daniel respondió al rey: Oh rey, vive para siempre. 22 Mi Dios envió su ángel, el cual cerró la boca de los leones, para que no me hiciesen daño, porque ante él fui hallado inocente; y aun delante de ti, oh rey, yo no he hecho nada malo. RV1960
 
            Luego de esto el Rey manda sacar a Daniel del pozo y al mismo tiempo manda a buscar a los otros gobernadores (122 personas) que habían maquinado este plan contra el Hijo de Dios. Y fueron estos arrojados al foso de los leones; y no solo ellos sino también sus hijos y sus mujeres.
 
Dn 6:24 Y dio orden el rey, y fueron traídos aquellos hombres que habían acusado a Daniel, y fueron echados en el foso de los leones ellos, sus hijos y sus mujeres; y aún no habían llegado al fondo del foso, cuando los leones se apoderaron de ellos y quebraron todos sus huesos. RV1960
 
Ahora sin promulgación de ninguna ley adicional, más de doscientas personas fueron arrojadas a la muerte; es decir, las autoridades superiores corruptas recibieron en sí mismas el castigo debido a su maldad. La autoridad superior de Jehová Dios los juzgo y los hallo culpables recibiendo en menos de veinticuatro horas su condena.
Ya que la autoridad dada a estos hombres para hacer el bien se convirtió en error para castigar al hombre inocente; y más que inocente, a un hijo de Dios. Eran autoridades superiores puestas por Jehová.
 
¡Pero Hacían lo Malo!
 
 
Seguidamente el Creyente Rey Darío de Persia promulga un Segundo Edicto:
 
Dn 6:25-27  25 Entonces el rey Darío escribió a todos los pueblos, naciones y lenguas que habitan en toda la tierra: Paz os sea multiplicada. 26 De parte mía es puesta esta ordenanza: Que en todo el dominio de mi reino todos teman y tiemblen ante la presencia del Dios de Daniel; porque él es el Dios viviente y permanece por todos los siglos, y su reino no será jamás destruido, y su dominio perdurará hasta el fin. 27 El salva y libra, y hace señales y maravillas en el cielo y en la tierra; él ha librado a Daniel del poder de los leones. RV1960
 
·         El primer edicto unificaba la adoración a un hombre en un plazo de treinta días
·         El segundo edicto unificaba la adoración y gloria a un solo Dios eterno, el Dios de Daniel; a Jehová Dios de los Ejércitos Celestiales.
 
Como un hombre no creyente, no judío, no conocedor en profundidad de las leyes de Dios, podía amar a un hijo de Dios como Daniel, profetizar por él, ayunar, vigilar, correr a su tumba muy temprano en la mañana, destruir a sus enemigos, y proclamar una Ley en toda la tierra conocida de que el Dios de Daniel era, es y será Dios eternamente.
 
Solo un hombre que fue escogido como Instrumento de Justicia, para ejemplo a nosotros los llamados hijos de Dios, conocedores y guardadores de las leyes y verdades espirituales del Altísimo. Un hombre que creía a Dios y aun cree. Amen, así sea.
 
 
 
¿Hasta cuándo debemos sujetarnos a las autoridades superiores?
 
Es evidente que todo hijo de Dios verdadero, en mucho o en parte se hace semejante al Señor Jesús; es decir, lo que llamamos Tipo de Cristo. Daniel no es una excepción:
 
·         Era fiel cumplidor de la ley de Persia al igual que Jesús de la ley Romana
·         Era fiel cumplidor de la ley de Dios, como Jesús.
·         No hallando fallas de el en la ley de Persia, buscaron faltas de el en la ley de Dios; para luego acusarles delante del hombre y sus leyes; al punto de buscar matarle si les fuere posible.
·         Daniel murió según la ley de hombre al ser lanzado en el pozo de los leones y luego fue puesta una piedra sobre la puerta.
·         Tenía personas que oraran, ayunaran, vigilaran, y corrieran a su tumba muy de mañana.
·         Fue librado de la muerte dentro del pozo de los leones y a la mañana siguiente estaba vivo (Jesús fue librado de la muerte y del hades al tercer día - Resucito el día tercero-).
·          A Daniel no se le hizo justicia; sino fue condenado y lanzado a la muerte.
 
A Jesús tampoco:
 
Hch 8:33 En su humillación no se le hizo justicia; Mas su generación, ¿quién la contará? Porque fue quitada de la tierra su vida. RV1960.
 
 
Jesucristo murió juzgado y condenado a muerte por la ley de los hombres, aun siendo inocente de los delitos imputados. A diferencia de Daniel, el Rey altísimo no destruyo a los enemigos humanos de Cristo. Sino que primeramente por la muerte de un inocente, todos los pecados de los hombres después de él fueron perdonados. Y espiritualmente despojo a los principados y potestades, y por medio de la muerte de El destruyo el Imperio de muerte del diablo.
 
La muerte de un inocente, un Hijo de Jehová tiene el poder de derribar autoridades superiores puestas por Dios mismo.
 
 
¿Hasta Cuándo Debemos Sujetarnos A Las Autoridades Superiores?
 
¡Hasta el momento exacto que quieran entorpecer nuestra fidelidad y obediencia a Dios y a su Palabra!
 
Es posible que no seamos librados del castigo e incluso de la muerte prescrita por la ley de los hombres (no hacerse justicia), pero poderosamente seremos librados de la muerte misma al ser hallados inocentes según la Ley de Jehová. Luego las autoridades corruptas recibirán su retribución si no se arrepintieren.
 
 
Lc 12:4-5  4 Mas os digo, amigos míos: No temáis a los que matan el cuerpo, y después nada más pueden hacer. 5 Pero os enseñaré a quién debéis temer: Temed a aquel que después de haber quitado la vida, tiene poder de echar en el infierno; sí, os digo, a éste temed. RV1960
 
 
 
Amen, Así Sea.
Hoy habia 8 visitantes¡Aqui en esta página!

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=