.

Funciones Creyente

ESCUELA DE MINISTERIOS
 
 
GRUPO MINISTERIAL:               DISCIPULADO
TEMA DE ESTUDIO:                     FUNCIONES DEL CREYENTE
FACILITADOR :                              MAESTRO WILLIAM A. BERMUDEZ
 
 
 
1.    ¿Que quiere restaurar Dios?
 
1.1.    Quiere que seamos conforme a la Imagen de su Hijo
1.2.    Quiere perfeccionar Nuestra Obediencia
1.3.    Quiere Restaurar su Propósito en Nuestras Vidas
1.4    Quiere que Crezcamos en el Conocimiento de la Sabiduría       Divina
 
2.    Condiciones para el Cumplimiento de Nuestro Llamado
 
2.1.Restauración en Nosotros Mismos
2.2.Restauración como Miembros del Cuerpo
2.3.Restauración Ante el Mundo terrenal:
2.4.Restauración Ante el Mundo espiritual:
2.4.1.   Primero:       Estamos en un Estado de Guerra Espiritual
2.4.2.   Segundo:     Formamos parte de un ejército
2.4.3.   Tercero:       Tenemos nuestras armas espirituales
2.4.4.   Cuarto:         Conocemos a nuestros enemigos:
2.4.5.   Quinto:          Ya tenemos la victoria
2.4.6.   Sexto:           Debemos dar a conocer al mundo espiritual la        
Multiforme Sabiduría de Dios
2.4.6.1.      Conocer el Evangelio de las Riquezas de Cristo
2.4.6.2.      Conocer Nuestra Autoridad Espiritual
2.4.6.3.     Nuestro Testimonio Espiritual
 
3.    Imágen y Semejanza de Cristo
 
3.1.¿Quieres ser tú a la semejanza de Cristo?; 
 
 
 
Facilitador y/o Maestro: Hno. William A. Bermudez







1. ¿Que Quiere Restaurar Dios Y Para Que?
 
3 ¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo?4 ¿O cómo dirás a tu hermano: Déjame sacar la paja de tu ojo, y he aquí la viga en el ojo tuyo?5 ¡Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano. Mateo 7:3-5
 
            La enseñanza de este pasaje muy conocido por nosotros; es que si queremos ser buenos miembros del Cuerpo de Cristo ayudando a nuestros hermanos debemos primero ayudarnos nosotros mismos. Es decir, si queremos cumplir la función de Restaurador en la iglesia y así ayudar a nuestros hermanos a restaurar sus vidas en cualquier área especifica, debemos revisarnos nosotros mismos primero, también debemos renovar nuestro entendimiento, nuestras acciones, nuestro testimonio de vida. En pocas palabras debemos ser restaurados nosotros mismos en primer lugar por medio de la Palabra y del Espíritu Santo de Dios, para poder ser miembros útiles que cumplen su función dentro de la iglesia.
 
            El Restaurador debe estar y mantenerse en restauración continuamente, para poder funcionar como tal y así edificar en Cristo a sus hermanos. La restauración es un estado y condición permanente en la vida de los Hijos de Dios. Ya que El quiere llevarnos al estado inicial en el cual el nos Conoció, debido a que el hombre se desvió del Propósito Divino yéndose hacia el pecado y la muerte.      Luego como Dios nos había Predestinado a estar en la gloria con el y Nuestro Señor Jesucristo, fuimos también Llamados
 
Romanos 8:29
29 Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.
 
1.1.      Quiere que Seamos Conforme a La Imagen de Su Hijo
 
            Dice la Palabra que fuimos Conocidos ante de la fundación del mundo, ciertamente aceptamos esta verdad espiritual, pero nuestra mente se le dificulta entender esto. Nosotros no poder recordar esos momentos, la separación que tuvo el hombre de su creador por la desobediencia, el pecado y la muerte espiritual no se lo permite. Pero ahora la Palabra nos enseña el camino a seguir para llegar a la forma con la que fuimos conocidos.
            Debemos tomar la forma de la imagen de su hijo. Fuimos Predestinados a ser a la imagen de Jesús, para que así se cumpla el Propósito Original revelado en el Génesis:
 
26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza…     Génesis 1:26
22 Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal…     Génesis 3:22
 
            Somos llenos de Sabiduría (Temor de Jehová) y de Inteligencia (Facultad para apartarse del mal) para que podamos entender lo que significa ser a Imagen de nuestro creador, pudiendo tener comunión con el, reflejar su amor, gloria y santidad. Y también fuimos creados a su Semejanza, lo que implica no tener pecado en nosotros, ser santos, poseer sabiduría, corazón amoroso y voluntad para hacer lo bueno.
            Sabiendo Dios que necesitábamos un ejemplo vivo para seguir el camino a la reconciliación con el, mando a su Hijo para que sea ejemplo en todas las cosas y así seamos sin excusa para cuando comparezcamos delante de el.
 
  • Originalmente éramos a la imagen de El, que es Santo. Pero esa imagen se distorsiono, se deformo, se entenebreció, pasando de la luz de la Presencia de Dios a la oscuridad, a ser apartados de el.
  • Originalmente éramos a la semejanza de El, que es Santo. Pero nuestra sabiduría se contamino al desobedecer y el hombre se volvió necio; y en vez de escuchar a su creador escucho a Satanás. Apartándose del camino de su Señor.
           
Ahora la única manera dada por Dios para que podamos volver a esa condición inicial (imagen y semejanza de El) es que tomemos la forma de la imagen de Cristo, un varón perfecto, lleno del Espíritu Santo, que no peco nunca y fue obediente hasta la muerte.
 
1.2.      Quiere Perfeccionar Nuestra Obediencia
 
Dice la Palabra que el fue Perfeccionado en la Obediencia porque era necesario que el hombre fuera Restaurado en este pecado inicial que contamino al mundo entero. Jesús dio el ejemplo a seguir, el obedeció para que nosotros también obedezcamos.
 
19 Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos. Romanos 5:19
 
8 Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia;9 y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen;     Hebreos 5:8-9
 
1.3.      Quiere Restaurar su Propósito en Nuestras Vidas
                                                                                                      
            Volviendo al libro de Romanos 8:28-30 leemos:
 
28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.29 Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.30 Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.
 
            El Propósito de Dios para nuestras vidas es revelado aquí. Por esto vamos desglosarlo para verlo más fácilmente:
 
·         Nos Conoció desde antes de la fundación del mundo
·         Nos Predestino para que seamos conforme a la Imagen de Cristo (el ejemplo)
·         Nos Llamo conforme a su Propósito
·         Nos justifico conforme a la Fe que es en Cristo Jesús
·         Nos Glorifico juntamente con Jesús en los cielos
 
Podríamos decir que en el Proceso de Restauración del hombre hay etapas que deben cumplirse estrictamente según el Propósito de su Voluntad, llevando así el hombre a la Gloria.
Sabemos ahora por la Revelación del Misterio de Jesús que fuimos Conocidos, Predestinados a que seamos como nuestro Señor Jesucristo y en este momento podemos concluir entonces que estamos viviendo la etapa denominada Llamado-Justificación.
Es aquí es donde seguramente necesitamos muchísima ayuda de lo alto, porque decimos ser justificados y ciertamente lo somos pero con respecto al Llamado especifico, la función que como miembros debemos cumplir en este momento, algunos hermanos ciertamente tienen dudas; las cuales en el Nombre de Jesús deben ser eliminadas. Por esto los encargados de pastorear  al pueblo de Dios debemos luchar para llevar esta verdad que todos y cada uno de los miembros debe conocer y vivir en ella.
 
Ahora para confirmar su palabra y ampliar esta revelación del Misterio de Cristo debemos estudiar también a Efesios 1:3-23. De esta manera creceremos en el conocimiento de su Verdad para con nosotros:
 
3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo,4 según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,5 en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, 6 para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado,
 
         Aquí complementa el Espíritu Santo que:
 
·                Fuimos bendecidos con toda bendición espiritual en Cristo
·                Fuimos Escogidos para que fuésemos santos y sin mancha, en
·                Fuimos Predestinados para ser adoptados como hijos según su perfecta Voluntad.
·             E inmediatamente no es revelada la función que debemos cumplir delante de el. Dice que nos Predestino para LA ALABANZA DE LA GLORIA DE SU GRACIA.
 
Aunque es bien específico nuevamente debemos profundizar en el significado de esta Verdad Espiritual.
 
7 En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia,8 que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia,9 dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo,10 de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra.
 
            También habla que esta Gracia de Dios, posee Riquezas: salvación por medio de la Fe, redención por la sangre, perdón de pecados, sabiduría e inteligencia espiritual. Todo esto forma parte del Misterio de su Voluntad en la cual serán reunidas todas las cosas (la de los cielos y las de la tierra) en Cristo.
 
11 En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad,12 a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo.13 En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa,14 que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria.
 
            Se confirma aquí que fuimos predestinados según su voluntad y que fuimos llamados para la Alabanza de la Gloria de su Gracia, pero se agrega que esto es para Israel según la promesa y para los gentiles (ambos forman parte del Cuerpo de Cristo) .Ahora se agrega que también tenemos Herencia y que nuestra garantía es el sello del Espíritu Santo.
 
Tomemos el resumen anterior según Romanos 8 y unámoslo ahora con lo hablado en Efesios 1, para así poder ampliar el conocimiento con respecto a esta verdad espiritual:
 
·         Nos Conoció
·         Nos Escogió desde antes de la fundación del mundo para que fuésemos       santos y sin mancha en Amor
·         Nos Bendijo con toda bendición espiritual en Cristo
·         Nos Predestino para que seamos conforme a la Imagen de Cristo y fuésemos adoptados como Hijos suyos según el puro afecto de su voluntad y además nos da a conocer Nuestro Propósito el cual es que seamos para Alabanza de la Gloria de su Gracia. Y por esta Gracia fuimos aceptados en Jesús, Fuimos redimidos por su sangre, fueron perdonados nuestros pecados. Todo esto es conocido y revelado en nosotros por medio de la Sabiduría e Inteligencia, que por supuesto también viene de lo alto. Todo esto es llamado el Misterio de su Voluntad.
·         Nos Dio también Herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos (1 Pedro 1:4).
·         Nos Llamo conforme a su Propósito de reunir todas las cosas en Cristo en estos tiempos finales. No solo las que están en la tierra sino además las que están en los cielos. Llamo a Israel y a Gentiles según la promesa para que fuésemos para Alabanza de la Gloria de su Gracia
·         Nos justifico conforme a la Fe que es en Cristo Jesús
·         Nos Sello con el Espíritu Santo que es la garantía de nuestra Herencia hasta la redención de la posesión adquirida.
·         Nos Glorifico juntamente con Jesús en los cielos
 
Fíjense que cuando buscamos confirmación de algún asunto en la Palabra muchas veces terminamos ampliando muchísimo más de lo que inicialmente habíamos comprendido. Esto es porque Dios siempre da mucho más abundantemente de lo que pedimos o anhelamos.
Aun con todo esto la Palabra insiste en que debemos recibir de parte del Padre espíritu de Sabiduría y Revelación en el Conocimiento de El. Aquí nos damos cuenta una vez mas cuan inmensas son las Verdades Espirituales de Dios, cuando creemos que sabemos mucho nos damos cuenta que apenas estamos tocando los Misterios de El.
 
9Antes bien, como está escrito:
Cosas que ojo no vio, ni oído oyó,
Ni han subido en corazón de hombre,
Son las que Dios ha preparado para los que le aman.
10Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.
1 Corintios 2:9
 
Continua hablando el Espíritu en Efesios 1:15-17
 
15 Por esta causa también yo, habiendo oído de vuestra fe en el Señor Jesús, y de vuestro amor para con todos los santos, 16 no ceso de dar gracias por vosotros, haciendo memoria de vosotros en mis oraciones, 17 para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él,
 
            Debemos orar nosotros mismos para que todo el pueblo de Dios reciba espíritu de SABIDURIA Y REVELACION EN EL CONOCIMIENTO DE EL, para poder entender todas estas verdades que hemos hablado y las que se sumaran si seguimos insistiendo, manteniendo un esfuerzo sostenido. Porque todo esto se trata del Propósito del la Voluntad de Dios para Nosotros. Siervos de Jesucristo que anhelamos desarrollar un Ministerio en el Servicio de la Obra de Dios. Es decir ser agentes Restauradores del Propósito del Padre celestial.
 
1.4.      Quiere que Crezcamos en el Conocimiento de la Sabiduría Divina
 
            Debemos finalmente estar atentos a lo siguiente que ocurrirá si insistimos en adquirir el conocimiento que Dios quiere que tengamos, para que ya no halla dudas de nuestras funciones como miembros del cuerpo:
 
18 alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos,19 y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza,20 la cual operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales,21 sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero;22 y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia,23 la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo.
 
         Una de las causas que le impide al Hijo de Dios que crezca en el Conocimiento de la Sabiduría Divina es la resistencia voluntaria a no aceptar la Palabra Revelada Nueva que el Espíritu Santo le place dar en estos tiempos.
         Se anclan en lo ya aprendido tal vez durante años y no permiten ser Restaurados y renovados en su entendimiento, siendo esta la única manera que le permitirá a los creyentes cambiar sus vidas para bien. No es solo leer la Palabra continuamente sino que además debemos clamar al Padre que nos muestre esas cosas grandes y ocultas que todavía no conocemos (Jer 33.3), estas cosas ocultas son simplemente los Misterios que nuestro Señor quiere que conozcamos profundamente.
        
         El apóstol Pablo reafirma que debemos estar plenamente claros de las siguientes verdades, debemos conocer plenamente:
 
·    La Esperanza a que nos ha llamado
·    Las Riquezas de la Gloria de su herencia para los santos
·    La supereminente grandeza de su poder para con nosotros
 
         De estos puntos ya hemos hablado anteriormente pero en el Nombre de Jesús vamos a insistir:
El Espíritu Santo nos dio la Fe en la Sangre de nuestro Señor Jesucristo para ser justificados, además la Promesa de redención en la cual tenemos nuestra Esperanza de Salvación, es decir la Vida Eterna. También el tremendo Poder que se manifestó en nosotros haciéndonos renacer de entre los muertos y finalmente el ser sentados a la diestra de Jesús en los cielos. No solo tenemos bendiciones espirituales ahora mientras estemos en esta tierra, sino bendiciones espirituales mucho mayores cuando estemos en la gloria, siendo la garantía de todo esto que Jesús ya recorrió este camino.  Esto es Restauración.
 
Ahora nos toca a nosotros no desmayar, seguir su ejemplo y ser Restaurados Según el Propósito de la Voluntad de Dios a la cual fuimos Predestinados.
3 Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos, 4 para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros, 5 que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero.               1 Pedro 1:3-5
 

2. 
Condiciones para el Cumplimiento de Nuestro Llamado
 
Pues Polvo Eres, Y Al Polvo Volverás                     Génesis 3:19
 
El tiempo de vida del hombre es muy limitado en estos días, antiguamente un ser humano podía llegar a vivir centenas de años, pero mientras más avanzan los tiempos la vida útil sobre este mundo se hace mas limitada. Hay una crisis que se presenta en algunas personas llamada “la crisis Existencial”, que no es mas sino la confrontación del alma en saber cual es el propósito de nuestras vidas, por que nacimos y para que. Este anhelo ardiente y desesperante en algunos casos se debe llanamente porque tomamos conciencia de que nuestra permanencia en este planeta no es eterna, es decir tiende a disminuirse y apagarse. No es solo el final de nuestras vidas terrenales sino que además se le suma la condición de que nuestros cuerpos inevitablemente se envejecen y entendemos que nuestras fuerzas físicas, nuestro vigor no será el mismo en nuestro futuro cercano.
 
Pero ahora como Hijos de Dios algunas cosas cambian; sabemos que conforme a su Propósito fuimos Llamados y también entendemos que fuimos llamados para Alabanza de la Gloria de su Gracia.
En este momento estamos en pleno conocimiento de que somos miembros del Cuerpo que cumplen una función específica y además que nos ayudamos mutuamente para que toda la Iglesia reciba el crecimiento que es según la cabeza, esto es Cristo y esto es en Amor. La vida del Hijo de Dios, del sacerdote, del pueblo escogido, debe ser restaurada físicamente, espiritualmente y mentalmente (alma).
Lo que mas se opone a todo esto es nuestro entendimiento, ya que no queremos cambiar nuestra forma de pensar, no queremos recibir nuevas revelaciones que choque con lo que ya entendemos, nos resistimos al quebrantamiento que la Espada del Espíritu quiere dar es este tiempo. Por eso Dios insiste en que crezcamos en el Conocimiento de El y que renovemos nuestro entendimiento, no hay otra manera posible solo la Palabra Viva es la que nos hará mejores siervos del Altísimo.
 
No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. Rom 12:2 
 
            Si se van dando cuenta, mientras mas conocimiento vamos teniendo de su voluntad; así mismo, van dándose a conocer a nuestro entendimiento las funciones y responsabilidades que tenemos como Predestinados a ser Hijos de Dios. Por eso es que debemos profundizar en QUIENES SOMOS EN CRISTO según la Predestinación de su voluntad.
            Tenemos un trabajo de renovación y santificación en nuestras vidas, luego un trabajo entre los miembros del cuerpo y también una labor a realizar dando testimonio al mundo como la verdadera iglesia de Jesucristo. Finalmente una labor a cumplir ante el mundo espiritual.
            Veamos ahora detalladamente estos trabajos de Restauración por áreas específicas en que deberían estar presentes y activos todos los Llamados a ser Hijos de Dios, Cada nivel de Restauración que te es revelado conlleva automáticamente que tomes un lugar, una posición en el ejército de Dios y comiences a cumplir tus funciones. A trabajar al Servicio de la Obra de Dios.
 
2.1   Restauración en Nosotros Mismos
 
Fuimos renovados por el Espíritu Santo cuando se nos dio el don de Fe y el vino a morar en nosotros, además debemos renovar nuestro entendimiento por al lavamiento de la regeneración de la Palabra creciendo siempre en el conocimiento de aquel que nos llamo (Tito 3:5). Hasta que todos lleguemos a la estatura de la medida de la plenitud del hijo de Dios (Efesios 4:13). Porque éramos ovejas descarriadas, pero ahora volvimos con el Pastor y Obispo de nuestras almas. (1 Pedro 2:25).
            Tal vez uno de los trabajos mas fuerte de restauración es el que comprende nuestra alma (pensamientos, emociones, carácter). Ya que al momento de ser llamados por Dios ya tendremos seguramente algunos años haciendo nuestra voluntad sin el conocimiento del Temor de Dios. Por lo cual; nuestra vida ya se contamino con el pecado, la desobediencia, la rebelión y cualquier cosa abominable a Nuestro Señor.
            El primer conocimiento en la Fe que recibimos es exactamente descubrir y aceptar en nuestro entendimiento que somos pecadores e inmediatamente somos llevados al arrepentimiento en espíritu y verdad; con lo cual el Espíritu Santo puede sellar nuestros corazones.
            Luego comenzamos a descubrir según busquemos la presencia y la revelación de Dios, las muchas formas de pensar incorrectas que son abominables con la Palabra Viva; e inmediatamente somos exhortados a desecharlas y comenzar a cambiar nuestras formas de actuar.
           
15Todas las cosas son puras para los puros, mas para los corrompidos e incrédulos nada les es puro; pues hasta su mente y su conciencia están corrompidas. 16Profesan conocer a Dios, pero con los hechos lo niegan, siendo abominables y rebeldes, reprobados en cuanto a toda buena obra. Tito 1:15-16
 
            Nuestra propia Restauración implica obligatoriamente la aplicación de los siguientes elementos en nuestras vidas:
 
  • Limpiada (lavada, emblanquecida,redimida, santificada) nuestra vida de pecados, por su Vida derramada (Sangre)
  • La Santificación (unción, capacitación) en el Espíritu Santo (Aceite)
  • Y la Purificación (lavamiento del Agua por la Palabra, lavamiento de la regeneración) de nuestras almas por medio de la Palabra (Agua)
 
            Todo proceso de Restauración comienza al ser llamados por Dios y culminara con la venida Gloriosa de Nuestro Señor Jesucristo. Cuando tienes la convicción de tu restauración te encuentras en la capacidad espiritual de ministrar a otros según la medida de Fe y dones recibidos de lo alto. Por supuesto sin olvidar el consejo y orientación de los que te presiden en el Señor, y te amonestan.
 
4 Así que, cada uno someta a prueba su propia obra, y entonces tendrá motivo de gloriarse sólo respecto de sí mismo, y no en otro;5 porque cada uno llevará su propia carga. Gálatas 6:4-5
 
Considerérate, examinate, júzgate, cada día y por tus propios frutos te conocerás.
 
8 Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.10 Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros. 1 Juan 1:8-10  
 
 
2.2.      Restauración como Miembros del Cuerpo
 
Luego de caminar en la revelación de quien somos en Cristo el segundo pasó seria saber que posición o lugar ocupamos como miembros del Cuerpo, que función específica debemos desarrollar según el don o dones recibidos. Además debemos ayudarnos mutuamente para que todo el Cuerpo reciba su crecimiento. (Efesios 4:15).somos parte del Cuerpo de Cristo pero sobre todo miembros lo unos de los otros (Romanos 12:5). Debemos preocuparnos, padecer, gozarnos juntos. (1 Corintios 12:25-6).
 
            La función de cada miembro del cuerpo de Cristo es que seamos para Alabanza de la Gloria de su Gracia. Todo tu testimonio de vida cristiana tiene y debe darle Gloria a Dios. Seguidamente debes amar, ayudar y trabajar conjuntamente con cualquiera y con todos los otros miembros de la Iglesia de Jesucristo.
            Todo aquel que anhela servir a su creador se verá impulsado a trabajar en cualquier área que el Señor le presente. Y a medida que crece el conocimiento de su Palabra, descubrirá los dones celestiales que le han sido dados y procurara desarrollarlos. Porque si fuere fiel en lo poco que Dios comienza a confiarle dice el Espíritu Santo que en lo mucho será puesto, e igualmente mas se le demandara.
            Es simplemente una labor de Obediencia, Fidelidad, Paciencia, y Crecimiento que se repite indefinidamente. El propósito inmediato de Dios en tu vida es que le sirvas en su Iglesia, hasta que seas llevado según su Voluntad al nivel de Gloria que ya ha sido destinado para ti.
 
1 Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados,2 con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor,3 solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz;4 un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación;5 un Señor, una fe, un bautismo, Efesios 4:1-5
 
            Debemos ser un solo Cuerpo con un mismo Espíritu y gobernados por aquel que es nuestra cabeza, esto es Jesucristo.
 
 
2.3.      Restauración Ante el Mundo terrenal:
 
Dios Padre nos reconcilio consigo mismo mediante su Hijo Jesús (Romanos 5:11), ahora todos los creyentes deben trabajar en el Ministerio de la Reconciliación de todo hombre con El. Como si Dios rogase por medio nuestro, nosotros debemos decirle a todo hombre “reconcíliate con tu salvador”. La predicación del evangelio es nuestra obligación inquebrantable. (2 Corintios 5:18-20).
 
            Esta es seguramente la función que como Hijos de Dios aceptamos y ejecutamos con más seguridad; la predicación de las Buenas Nuevas de Salvación.
 
18 Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación;19 que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.20 Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.
2      Corintios 5:18-20
 
 
2.4.      Restauración Ante el Mundo espiritual:
 
Nuestra lucha espiritual es contra principados y potestades de las regiones celestes (Efesios 6:12). Además se nos ha encargado que demos a conocer la multiforme Sabiduría de Dios como iglesia también a los principados y potestades en los lugares celestiales (Efesios 3:10) como parte también del propósito eterno en Cristo. Porque la iglesia es la plenitud de aquel que lo llena todo en todo (Efesios 1:23). Y el es la plenitud de la deidad. (Colosenses 2:9)
            Debemos estar claros en las condiciones específicas que espiritualmente nos encontramos para luego conscientemente cumplir la función específica que se nos ha mandado a hacer:
 
2.4.1 Primero:  Debemos estar claros que estamos en un Estado de Guerra Espiritual:
                                                           
17 Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo. Apocalipsis 12:17
 
2.4.2 Segundo:           Formamos parte de un ejército
 
3 Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo.4 Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado. 2 Timoteo 2:3-4
 
2.4.3 Tercero:  Tenemos nuestras armas espirituales
 
(Efesios 6:13-17; la verdad, la justicia, la predicación del evangelio de la paz, la fe,    la salvación, la oracion y la espada del Espíritu):
 
4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas,5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, 2 Corintios 10:4-5
 
2.4.4 Cuarto:     Conocemos a nuestros enemigos:
 
12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Efesios 6:12
 
2.4.5 Quinto:     Ya tenemos la victoria
 
4 Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.
5 ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios? 1 Juan 5:4-5
      
2.4.6 Sexto:       Debemos dar a conocer al mundo espiritual la Multiforme Sabiduría de Dios
 
       En este punto vamos a ir un poco más lentamente para poder discernir claramente el significado de esta Poderosa Verdad Espiritual.
 
8 A mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos, me fue dada esta gracia de anunciar entre los gentiles el evangelio de las inescrutables riquezas de Cristo,9 y de aclarar a todos cuál sea la dispensación del misterio escondido desde los siglos en Dios, que creó todas las cosas;10 para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales,11 conforme al propósito eterno que hizo en Cristo Jesús nuestro Señor, Efesios 3:8-11
 
 
 
 
2.4.6.1. Conocer el Evangelio de las Riquezas de Cristo
 
       Primeramente debemos distinguir y conocer cuáles son las Riquezas que nos han sido Anunciadas y Dispensadas para que andemos y disfrutemos de ellas:
·         Su benignidad, paciencia y longanimidad (serenidad), sin ignorar que su benignidad nos guía al arrepentimiento
·         Misericordia, Gracia, Sabiduría e Inteligencia
·         Conocimiento de su voluntad
·         Su Bondad y Fe
·         Fortalecidos en el hombre interior por su Espíritu, Para que habite Cristo por fe en nuestros corazones, arraigados y cimentados en su Amor, Y así comprendamos la Plenitud de Su Amor.
·         Somos suplidos de todo lo que nos falte.
·         Cristo en nosotros es la esperanza de la Gloria venidera; él es nuestra garantía.
·         El sufrir humillaciones y aflicciones por la Fe en Cristo es también una de sus riquezas.
·         El poder alcanzar, disfrutar y entender plenamente las riquezas que El quiere darnos; es también una Riqueza, ya que el Conocimiento del Misterio de Dios el Padre, y de Cristo, te llevara a un Gran Tesoro. Porque en ellos están escondidos Todos los Tesoros de la Sabiduría y del Conocimiento Universal.
 
2.4.6.2. Conocer Nuestra Autoridad Espiritual
 
       En segundo lugar hemos recibido Autoridad Espiritual, ya que Cristo es Cabeza de todo varón, además El es Cabeza de la Iglesia, y su Cuerpo físico y espiritual está compuesto por todos los creyentes en la Fe.
       Jesucristo es la Plenitud de la deidad, por lo cual nosotros somos la Plenitud de Cristo. Todas las cosas están sometidas bajo los pies de Él y de nosotros, para que ahora en el Nombre de Jesús luchemos contra las tinieblas y traigamos al Reino de la Luz todos los que están bajo el cautiverio del pecado y de la muerte.
 
22 A algunos que dudan, convencedlos.23 A otros salvad, arrebatándolos del fuego; y de otros tened misericordia con temor, aborreciendo aun la ropa contaminada por su carne. Judas 22-23
 
       No es solo llevar el Poder del Evangelio para salvación, sino además sanidad de enfermedades, autoridad sobre demonios y espíritus inmundos, atar y desatar en la tierra y en el cielo, señales, prodigios milagros y cosas mayores a las que Jesús hizo. Aunque estas cosas de las que hablamos pareciesen físicas, terrenales y naturales su origen, dominio y control viene del producto de una Lucha Espiritual.
 
2.4.6.3. Nuestro Testimonio Espiritual
 
            Hay un mundo espiritual que cada instante de nuestra vida de Testimonio nos observa, por un lado los ángeles santos y por otro los seres de las tinieblas. Unos esperando nuestra obediencia y fidelidad a Dios y a su Palabra revelada, y otros siendo estorbo y procurando tentar a los Hijos de Dios, para tratar de hurtar, matar y destruir el Propósito de la Voluntad De Él en nosotros.
 
1Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, Hebreos 12:1
 
            Seguramente para ellos es increíble que unos hombres creados con menos fuerzas y poder que ellos, sean los escogidos por el Padre Celestial para sujetar a ellos el mundo venidero.
 
5Porque no sujetó a los ángeles el mundo venidero, acerca del cual estamos hablando; 6pero alguien testificó en cierto lugar, diciendo: ¿Qué es el hombre, para que te acuerdes de él, O el hijo del hombre, para que le visites? 7 Le hiciste un poco menor que los ángeles, Le coronaste de gloria y de honra, Y le pusiste sobre las obras de tus manos; 8Todo lo sujetaste bajo sus pies. Hebreos 2:5-8
 
            Ciertamente este pasaje se esta refiriendo a Nuestro Señor Jesucristo, pero mas adelante añade que por medio de El, somos hechos también Hijos de la Gloria, Santificados, por los cuales El no se avergüenza de llamarnos Hermanos. Fíjense que el no socorrió a los ángeles caídos sino a la descendencia de Abraham, que es por la Fe. Por eso dice la Palabra que nosotros juzgaremos a los ángeles caídos; ya que nuestro testimonio de obediencia y fidelidad en esta tierra condenara su desobediencia en los cielos.
 
8 Os digo que todo aquel que me confesare delante de los hombres, también el Hijo del Hombre le confesará delante de los ángeles de Dios;9 mas el que me negare delante de los hombres, será negado delante de los ángeles de Dios.
Lucas 12:8-9
 
            Su gracia es la que nos permite dar testimonio de que somos hijos de Dios; como individuos, como miembros, como iglesia ante el mundo terrenal y como iglesia ante los principados y potestades en lugares celestes.
            Cuando somos restaurados en cada una de estas áreas especificas Según el Propósito de su Voluntad, teniendo el conocimiento claro y lleno de estas verdades espirituales para las cuales fuimos predestinados, el Padre Celestial nos esta dando también la oportunidad para que no seamos sin fruto delante de El.
            Estas son las buenas obras que el preparo de antemano para que anduviésemos en ellas. Porque el pone el querer como el hacer en nosotros. Y cuando somos creyentes conscientes y responsables con estos mandamientos Divinos, inevitablemente estamos operando en LA ALABANZA DE LA GLORIA DE SU GRACIA. Recuerden que un trabajo es el debemos hacer aquí en la tierra y otro mas glorioso y magnifico el que disfrutaremos cuando estemos con nuestro creador y salvador en su mismísima Presencia.
 
15 Y La Paz De Dios gobierne en vuestros corazones, A La Que Asimismo Fuisteis Llamados En Un Solo Cuerpo; y sed agradecidos.16 La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales.17 Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él. Colosenses 3:15-17
 
           

 
3.   Imágen y Semejanza de Cristo
 
Dice la Palabra en el libro de Génesis que nosotros fuimos hecho a imagen y semejanza de el, esta Revelación es sumamente profunda. Pero si entendemos que Dios en su gran Misericordia nuevamente nos dio la manera de comprender el Propósito de su Voluntad en Cristo Jesús, tal vez se nos haga más fácil renovar nuestro entendimiento en este misterio.
           
            Si te colocaras frente de un espejo tendrías una imagen y una semejanza de ti mismo, aun así eso que puedes ver no eres tu, mucho menos tiene vida solo es un reflejo de tu persona física. Ahora en estos días de Gracia ese imagen en ese espejo quiere Dios que sea Jesucristo, es decir cuando te mires en el espejo no te veras tu sino quiere El que sea la imagen de tu Redentor. La diferencia en este caso es que esa imagen si tiene Vida. Cuando logres ver tu imagen pero esta sea la imagen y semejanza de Jesús comprenderás en parte lo que Dios hizo en el momento de crear al hombre.
 
5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,6 el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres;8 y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.9 Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, Filipenses 2:5-9
 
Dice en el pasaje anterior que tomando Jesús forma de hombre, se despojo a si mismo, se hizo semejante a uno de nosotros. Pero estando en esta condición se humillo a si mismo haciéndose obediente a su Padre hasta la muerte. Por lo cual, fue exaltado hasta lo máximo.
 
            Ahora si tu quieres ser a la imagen y semejanza de El tienes que en tu condición de hombre o mujer humillarte delante de Dios, ¿Cómo?. Tienes que estimar todas las cosas que te estorban como creyente y tomarlas como basura, como perdida con tal de llegar a la excelencia del Conocimiento de Cristo, para ganar a Cristo (Filpenses 3.8)
           
Jesucristo venció al mundo simplemente porque el fue Obediente. Ahora nosotros también debemos ser Obedientes hasta la muerte. No es complicado como a veces pensamos; solo se trata de un problema de obediencia, solamente que el hombre no quiere abandonar lo que le estorba en su vida como Hijo de Dios, pero al verse en el espejo quiere ver a Cristo. Pero sabemos y entendemos que esto no funciona de esta manera.
           
            Jesús quiere que lo reflejemos a El en todas las cosas, porque el siendo hombre reflejo a su Padre Celestial, “siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia” (Heb 1:3).
 
3.1. ¿Quieres ser tú a la semejanza de Cristo?;  Este es el camino:
 
Ø Justificados ya por la Fe en El, debemos conocerle mediante la comunión con su Espíritu Santo y su Palabra.
 
Ø Debemos también conocer el Poder de su Resurrección: “sabemos que hemos pasado de muerte a vida cuando amamos a los hermanos, el que no ama a su hermano permanece en muerte” 1 Juan 3:14
 
Ø Debemos padecer como hombres al igual que el padeció, así llegaremos a ser Semejantes a El en su muerte. Para esto debemos estudiar su vida.
                                                                                              

            Amén. Asi sea.

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=